Trastorno obsesivo compulsivo (TOC) infantil

Es muy similar al del adulto pero es importante con confundir los rituales compulsivos con conductas repetitivas, lúdicas o mágicas, propias de la infancia. El niño puede no percibir los síntomas como un problema, al contrario de lo que ocurre en los adultos. En el caso de los niños, los familiares pueden verse implicados en las compulsiones del niño y verse obligados a realizar ellos también comportamientos repetitivos a requerimiento del menor y para no desencadenar su enfado si no lo hacen. Los tratamientos farmacológicos con ISRS (fluoxetina, fluvoxamina, sertralina, paroxetina) o con clomipramina, han demostrado eficiacia. La terapia cognitivo-conductual también ha demostrado ser eficaz en niños y adolescentes. En los casos más leves el abordaje cognitivo-conductual puede ser suficiente, pero para los casos de mayor gravedad el tratamiento combinado suele ser necesario.

Fuente: Introducción a la psicopatología y la psiquiatría (J. Vallejo Ruiloba, 8º edición).