Psiquiatría infanto-juvenil

La psicopatología del niño y del adolescente presenta una serie de peculiaridades que la diferencian significativamente de la psicopatología del adulto, aunque son muchas las coincidencias que podemos encontrar en ambos periodos. Dado que el cerebro del niño está en desarrollo, tanto el tipo de patología más frecuente como las formas de presentación varían respecto a las de los adultos.

Las distintas etapas del desarrollo y la influencia de la situación sobre el comportamiento, que es más intensa y frecuente en el niño que en el adulto, condicionan también lo que se puede considerar patología o normalidad. Esto supone una dificultad añadida para el clínico haciendo que la recogida de información sea esencial para el diagnóstico y tratamiento, de manera que en psiquiatría infantil los padres son informadores fundamentales además del propio paciente y otros familiares, maestros, monitores o responsables de otras instituciones frecuentadas por el niño pueden aportar datos de interés para el diagnóstico.

Los factores de riesgo asociados a la aparición de un trastorno psiquiátrico en niños y adolescentes son varios: por un lado la genética (la vulnerabilidad específica para un trastorno, el sexo biológico, el temperamento propio del niño y la presencia de un trastorno psiquiátrico en los padres) y por otro, factores socioculturales como el estilo educativo y el ambiente familiar y social, y los acontecimientos vitales estresantes.

A continuación describimos los trastornos que con mayor frecuencia nos encontramos en la práctica clínica habitual en nuestra consulta de Psiquiatras Valencia:

Trastorno negativista desafiante

Trastorno de conducta (disocial)

Trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH)

Trastornos de ansiedad

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC) infantil

Trastornos afectivos

Trastornos del Espectro Autista